CANAL PROVINCIA

José C. Paz ASESINARON A PUÑALADAS A UN JOVEN DE 17 AÑOS

Estaba atendiendo una panadería a pocos metros de su casa. Los vecinos y amigos fueron a la comisaría a reclamar más seguridad en el distrito que gobierna Mario Ishii.

  • jueves, 11 de noviembre de 2021 a las 10:42 am

A poco más de 72 horas del crimen de Roberto Sabo, en Ramos Mejía, un nuevo caso de inseguridad vuelve a conmocionar al conurbano. Un chico de 17 años fue asesinado mientras atendía una panadería en José C. Paz y el hecho provocó la reacción de los vecinos que este miércoles a la noche se concentraron en la comisaría de la zona para reclamar justicia y mayores medidas de seguridad en el distrito que gobierna Mario Ishii El trágico hecho ocurrió este miércoles a la tarde en un local ubicado en la esquina de Martín Coronado y Cumaná, del Barrio Frino, una zona de casas bajas y gente trabajadora que se vio sacudida por un nuevo caso de inseguridad.

Esta vez la víctima fue un chico de 17 años, identificado como Joel Sánchez, que fue asesinado cuando atendía la panadería donde trabajaba.

Jesica, la mamá de Joel, dijo este jueves que todavía no estaba claro el motivo del homicidio. «No se si le quiso robar o no», contó la mujer, a pocos metros del lugar donde su hijo fue apuñalado.

«Yo me fui con él y él me escuchaba, porque estaba agonizando ya. Él no llegó a decirme nada, solo se tocaba la panza y despues ya no tuvo mas fuerzas. Le levanté (la ropa) y le vi una puñalada en el pulmón. En el hospital me dijeron que tenía cuatro puñaladas», agregó.

«Los vecinos vinieron y me dijeron ‘apuñalaron a tu hijo’. Lo socorrió el hermano mayor, Ariel. Por lo menos él se pudo llevar las ultimas palabras del hermano», relató Jesica.

Sobre el sospechoso, la mujer contó que «nadie me dice si ya lo detuvieron. Tengo la información de que vive acá a dos cuadras. Mi hijo mayor declaró en la policía que pasó dos veces (por la panadería) para ver que hizo. Dos veces pasó, andaba en una bici».

Tras señalar que su hijo le salvó la vida a otro hombre que había ingresado a la panadería, al que le avisó lo que estaba sucediendo, Jesica contó que Joel quería ser gendarme y que estaba terminando quinto año.

«Por favor, no olviden a mi hijo», pidió la mujer.

Reacción en el barrio

El crimen provocó la reacción inmediata de amigos y vecinos del joven que fueron a protestar a la Comisaría 3° ubicada sobre la calle Potosí, justo a la vuelta de donde ocurrió el homicidio, para reclamar mayores medidas de seguridad.

Durante la protesta, los vecinos quemaron neumáticos e hicieron sonar sus cacerolas frente a la dependencia policial.

Este hecho se registró a pocas horas de la muerte del kiosquero Roberto Sabo, asesinado el domingo durante un asalto en su comercio de Ramos Mejía, al recibir cuatro disparos en el tórax.

¿QUÉ OPINAS?