CANAL PROVINCIA

Moreno BALAS, DROGAS Y UNA SALVAJE PELEA POR CELOS: LOS 20 MINUTOS LOS QUE UN MONOBLOCK DE SE VOLVIÓ UN INFIERNO

En el barrio Catonas de Moreno, el edificio de monoblocks número 914 fue escenario de una violenta confrontación que se extendió por casi veinte minutos, dejando a los vecinos en estado de pánico. En la madrugada del domingo, Alan Conde Vaz, prófugo de la justicia desde 2021 por intento de homicidio, se presentó en el departamento de su ex pareja, desatando una cadena de eventos que culminó en un feroz tiroteo. La llegada de Conde Vaz al departamento de su ex pareja, quien se encontraba con su actual novio, desató una acalorada discusión que rápidamente escaló a un intercambio de disparos. Vecinos aterrorizados llamaron al 911 cuando comenzaron a escuchar los ruidos de la confrontación y las detonaciones. La situación se tornó aún más crítica con la llegada de la Policía, momento en el cual el tiroteo se intensificó, convirtiendo el edificio en una zona de guerra. La brutal secuencia fue filmada por un vecino que, temeroso por su seguridad, se ocultó mientras registraba los hechos. Las imágenes muestran la intensidad del enfrentamiento y la desesperación de los involucrados. Conde Vaz recibió dos disparos: uno en el pómulo derecho y otro en la ingle. Fue trasladado al hospital de Moreno, donde permanece internado en estado grave y con coma inducido tras una operación en la que le extrajeron la bala del rostro. El pronóstico es reservado, según informaron fuentes hospitalarias. Además de Conde Vaz, la Policía detuvo a cuatro personas más: un hombre y dos mujeres que se atrincheraron en el departamento y dispararon contra los agentes. Estas detenciones llevaron a que se les imputen cargos graves, incluyendo "homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa" y "tenencia ilegal de armas". El operativo culminó con un allanamiento del departamento, donde las autoridades encontraron un arsenal: un revólver calibre 22, 38 municiones para ese calibre, 62 municiones de 9mm y un cargador de 9mm marca Bersa. También se incautaron drogas preparadas para la venta, incluyendo 50 dosis de cocaína, tres piedras de coca y cuatro frascos con plantas de marihuana. La Unidad Funcional de Instrucción N°4 del departamento judicial de Moreno-General Rodríguez, a cargo del Fiscal Federico Soñora, inició una investigación exhaustiva. Aunque inicialmente se habló de un conflicto originado por celos, se sospecha que detrás del tiroteo podría haber una trama más oscura relacionada con el manejo y venta de drogas.

  • lunes, 3 de junio de 2024 a las 2:54 pm